¿Porque existe el mal?

 

Si Dios es bueno y todopoderoso, ¿por qué permite el mal?

 

El mundo es un lugar en ocasiones hostil. Negar la existencia del mal es imposible. Sin embargo, esto parece atacar directamente la idea de que Dios es bueno y misericordioso. Guerras, hambre,… muchas personas se preguntan si Dios no puede hacer nada por evitarlo. Se trata de un tema complejo, pero esto nos hace pensar que Dios debe tener razones de peso para permitir el mal.

Quizás la piedra angular de este asunto es la libertad. Cuando Dios creó al hombre, lo hizo libre hasta las últimas consecuencias. El hombre puede elegir ser bueno o ser malo, hacer el bien o hacer el mal. Pero esta libertad es tan extrema que el hombre es capaz de negar a Dios. Si Dios decidiese impedir que existiesen las guerras, acabaría con dicha libertad, porque las guerras se basa en decisiones humanas. Ocurre lo mismo con el hambre (causado por unas políticas internacionales egoístas), desigualdades sociales, asesinatos,…Si Dios evitase todos estos males, el hombre no sería libre.

Igualmente hay algunas situaciones que Dios permite que existan y que aunque parezcan malas, tienen en realidad una intención y finalidad buena. Así como la madre le quitará a su bebé de las manos la botella de lejía si este la ha cogido aunque éste llore, Dios hará lo mismo con el hombre, permitirá (que no aprobar, sino no impedir) que ocurran situaciones que aunque nos parezcan malas son realmente buenas.

El hombre debe, por lo tanto, evitar siempre hacer el mal y seguir así el mandamiento que Jesucristo nos dejó, “que os améis los unos a los otros como yo os he amado” (Jn 15:12).

Las respuestas se encuentran actualmente cerradas, pero puede rastrear desde aqui.

Comentarios cerrados.